500

En esta mitad del mar,
con quinientos cañones por banda.
Medio milenio.
Quinientas sombras sordas mirando al títere,
susurrando: «Baila para mí».
Y el títere se esconde.
Navega,
dejando el alma en cada bandazo.
Y a babor y a estribor sólo hay agua.
Agua a la que tirar barcos de papel,
con tinta ondeante.
¡Al abordaje!
Grito al abismo,
a ese trozo de tierra que creo ver,
tal vez ilusión de mi mente.
Un oasis con forma de roca.
Y a la roca voy,
casi sin esperanza,
con el ánimo de estrellarme.
Pero aquí sólo hay agua a estribor y a babor.
Quinientos soplidos a las velas.
Y remo como puedo.
En esta mitad del mar.
Quinientos y yo.

Gracias.

31 Comments

  1. Anda sal de la bañera y deja de jugar a los barquitos y con el pato de goma que ya estas muy crecidito.
    PD: Supongo que debería felicitarte por esos quinientos tus ya eres más fuerte que los espartanos que lucharon en las termipolas. 😀

  2. Muy bien, Johan, lo importante es no naufragar y pasarlo bien en el viaje.
    (Ya tengo el poema, cuando quieras me dices dónde y te lo mando)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s