Yo era rico

He estado en banquetes de mesas rectangulares interminables. Llenas de gente. Con comida en la mesa para reventar. Allí estaban mis tíos, mis primos y mis abuelos. En verano tuve huevos frescos a diario y el panadero venía a mi casa a venderme pan caliente. Del que olía a pan. He celebrado con vino casero y asados, escuchando a mi abuelo decir que él tuvo que comer gatos para ir tirando. He salido a la calle sin móvil y sin dinero. Y sin preocupación. He ido a la escuela y pude ir a la universidad. Mis padres tenían casa en propiedad. He pasado noches en vela jugando a videojuegos. Me he permitido el lujo de beber y de fumar. He visto fiestas atestadas en pueblos alegres. Vivos. He visto calles en el barrio atestadas y vivas también. He jugado al fútbol en asfalto, en cemento y en tierra. Tenía una pequeña biblioteca. He robado fruta de los árboles de los vecinos. Si me faltaban juguetes, los juguetes de mis primos eran mis juguetes. Y los de mis amigos. Tenía una bici hecha con piezas de vertedero. Y corría más que ninguna. Y un balón. Comía mero y las gallinas, cocochas. Me he permitido querer. Nunca me faltó ropa, aunque fuera remendada. Ví con mis ojos trabajos que duraban toda una vida. Desayunaba dónuts de bar. Comía tomates de los de verdad. Me he permitido invitar y celebrar días señalados. He comido pipas caminando entre girasoles. He mirado las estrellas durante horas. He cruzado mares y montañas. Y he olvidado que el dinero era un problema.

Y ahora, en estos días, veo la mesa rectangular medio vacía y todo parece más gris, más taciturno. Ahora me doy cuenta: yo era rico, tío. Y no tenía ni puta idea.

47 Comments

  1. Eso pasa en todas las casas, gente que ya no está, familia que se reparte en otras casas… Ánimo, sólo son unos días, luego vuelve todo a la normalidad 😉

  2. No todo se puede comprar en esta vida, lo mejor no tiene precio. Me ha gustado mucho mucho tu escrito.
    Felices fiestas y un fuerte abrazo.

  3. Son tiempos difíciles para lo melancólicos, pero de estos momentos salen las mejores letras y tú eres un grande en ese tema. Que tengas unos buenos días y disfrutes lo mejor que puedas. Un abrazo,

  4. Eras rico porque eras feliz con lo que tenías, mucho o poco. Ahora parece que por mucho que tengamos nunca es suficiente. Que la gente sea feliz hoy día es una quimera. Y no se da cuenta de que el cariño es lo que más felicidad da. Pero el cariño de verdad, no el de navidad porque toca. Un abrazo

  5. Es que lo más sencillo no lo compra el dinero… y a menudo nos pasa desapercibido mientras vivimos. Es bueno percatarse de lo especial de cada instante sin extrañar los anteriores, pues cada momento tiene sorpresas que regalarnos y la melancolía en ese sentido es bastante engañosa, siempre está mirando hacia atrás.
    Se feliz con las cosas especiales que tienes, Johan, que yo creo que son muchas.

    Un beso fuerte 😘

  6. ¡Qué bonitos recuerdos! La verdadera riqueza consiste en saber apreciar y saborear esos momentos. Un abrazo, Johan, y te deseo un gran año 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s