Insomnio (11)

¿Y estos nervios? ¿Quiénes son? ¿A qué han venido? Los noto. Sé que pasean por los poros de mi piel, siento la tensión en la mandíbula, la leve palpitación de una emoción que no tiene rostro. ¿Qué quieren? ¿Me echaban de menos? Busco respuestas y encuentro agua. ¿Cómo calmarse si se desconoce la agitación? Busco el tictac del reloj del salón y me abrazo a sus agujas como si me fuera a caer del piso más alto del Empire State; suerte que son las dos y no las seis: aún quedan cuatro horas para caer en picado a esa senda de luces que me llevará a la más insoportable cotidianidad en la que siempre —y bien digo siempre— hay alguien haciendo ruido.

24 Comments

  1. Ay, noooooooooooo!!! Es horrible cuando no puedes dormir… y sabes que falta poco para que amanezca… e indudablemente estarás hecho leña todo el día. Un bañito caliente, un vasito de leche tibia, mecerte (yo me duermo meciéndome), Valeriana… Un palitroque.

  2. También paso por períodos insomnes, pero no me incomoda porque soy noctámbula y los aprovecho para dibujar o escribir. Me causo gracia lo del Empire State y tu estilo me encantó.
    Saludos.

  3. Cuando no puedo dormir es porque oigo voces, deben ser del más allá, del más acá estoy segura que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s