Un señor llamado Karma

No me atraen las formas ni los fondos, sólo las emociones. Contemplé el éxito y el fracaso desde el mismo prisma, y comprendí que no hay diosa que los pondere en una balanza. Simplemente caen, como una piedra desde un barranco, sin otro destino que el choque. ¿Qué sabe la gravedad del sudor? Sí, ya sé. También he leído los cuentos de hadas, ésos que te venden que el querer es poder. ¿Pero quién los escribe? Aquéllos que creen que todos pueden poder porque ellos pudieron, que es tan válido como decir que nadie puede si yo fallo.

Qué va. He visto lo contrario muchas veces. Cuando la injusticia está delante de nuestros ojos, algunos hablan de un tal Karma. Nunca vi a ese señor. Por lo visto, tarde o temprano, llega, cual vigilante anónimo para hacer valer su justicia divina, pero, ¿cómo va a ser justa la justicia si tiene los ojos vendados? Otros imploran al mismísimo Tiempo para que ponga las cosas en su lugar, sin darle cuerda a los relojes.

No quiero instar a nadie a bajar los brazos y vagar sin rumbo esperando que una piedra caiga. Y el esfuerzo siempre tiene recompensa, aunque esté en el esfuerzo mismo, pero no te engañes. Hay quien tiene éxito y hay quien hace mérito, y no siempre el primero es meritorio. Dice un amigo que la verdad está sobrevalorada, y que es mejor decir lo que la gente quiere oír. Ya lo siento, pero yo no puedo hacerlo, y lo siento de veras, porque por mucho mérito que haga, lo que diga no tendrá éxito. Pues sea.

No voy a caminar pensando en la meta, ni en las piedras del barranco. Procuraré dar pasos egoístas de felicidad, con mi horma, mi ritmo, mi bastón. Mis ojos cansados de escaparates y de horizontes desiertos. Mis descansos a la sombra de los árboles. Y si me cae una piedra, que me pille sonriendo. Y si llego a la meta, no me jodas, compañero, que yo quiero seguir caminando.

37 Comments

  1. Mientras estés en paz contigo mismo, es que vas por buen camino. Cuando no tienes miedo de que el señor K aparezca, de que el tiempo se te eche encima o de las piedras del camino, es que vives justamente.

      1. No me puedo creer que no te guste tu camino? Con lo bueno q eres y el talento q tienes!!! Todo va saliendo Johan, no t desanimes 😉

  2. Gran reflexión. En este mundo es más fácil “tener éxito” sabiendo lo que hay que decir y hacer para que la masa te aclame. Aunque no sepas hacer nada más. Y desgraciadamente ese éxito va unido al dinero, y el dinero a vivir bien y privilegios, y… En fin, que el sudor y la gravedad tienen mucho que ver. Acuérdate de Misión Imposible (la 1). Un abrazo

  3. De la esperas experta, del intentarlo soy diestra, del fracaso me hago eco y de la rabia …. Hasta me como las piedras …
    Pero hoy me has pillado sonriendo …

  4. Lo que sé yo exactamente, es cuando menos piensas en el exito, aprobación, reconocimiento …caminando paso por paso a lo suyo….tarde o temprano viene todo.

  5. Me gusta esa postura. Muchas veces me río yo sola con esta frase, “¿te acuerdas cuando eras pequeño y te decían que podías conseguir todo lo que te propusieras? Pues era mentira.
    La oí en Cámera Café.
    El texto me ha gustado mucho, la forma y el fondo.

  6. No todo querer es poder y no siempre decir lo q la gente quiere oír nos llena.
    Pero me gusta tu forma de encarar lo q ha de venir… Hacia delante, siempre hacia delante, Johan.

    Un besazo y mucho ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s