La pasión

«El tipo puede cambiar de todo. De cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar. No puede cambiar… de pasión». Fragmento de la película «El secreto de sus ojos».

La realidad es que las pasiones son irracionales y estúpidas. La paradoja es que la vida sería irracional y estúpida sin ellas. Al menos insulsa y desabrida. Muchas veces pienso en si merece la pena ser un ferviente feligrés de un deporte, un grupo musical, un escritor o una película. Si le das vueltas, todo puede ser reducido al máximo ridículo. El fútbol puede ser impulsor de pasiones o un grupo de hombres en calzones persiguiendo una pelota. La banda musical de más éxito, si lo piensas, no es más que un grupo de gente haciendo canciones facilonas con un séquito de productores y publicistas. La película de los diez premios Óscar en realidad puede ser una pedantería aburrida para esnobs. Todo puede ser sublime o banal, según el prisma con el que se mire.

Quiero decir que las pasiones conllevan a veces disgustos y esfuerzos ridículos; dinero, tiempo, ojeras y algún que otro «quién me mandaría a mí». También está la euforia y la rabia; la defensa a ultranza de lo que haces sin atender a razones y el motor que hace que la vida tenga un poco de sentido: las emociones. Algunos no ven más que pan y circo —que lo hay, seguro, en todo deporte o arte profesional—, y claman al cielo por la unión de las conciencias, llamando a la mesura y a la razón que sale del hemisferio izquierdo de nuestro cerebro. Pero el derecho, que es amigo del corazón, dice «aquí estoy yo» y pide actividad, y no le importa si tirarse al barro en busca de una pelota con ese chaparrón es una idea lógica o no. O si esos acordes que te hacen saltar son elaborados. O si esa película que te hace llorar como un descosido está bien hecha. O si son las dos de la madrugada y se te ha ocurrido una idea.

Imagino que si hemos desarrollado dos hemisferios diferenciados en el cerebro será porque necesitamos un equilibro entre la razón y la emoción. La locura y la cordura. Que uno deje al otro y que el otro retenga al uno. A veces, tenemos que permitirnos ser estúpidos. Porque dentro de nosotros hay muchos nosotros, y todos tienen algo que decir, aunque sea estúpido.

15 Comments

  1. Cuando yo me paro a pensar en ello, siento que el 90% de las cosas que han salido de mi hemisferio derecho son estúpidas. Todo lo que he escrito en el blog, la novela que intento publicar, pienso que no son más que chiquilladas. Pero luego te viene otra idea y vuelves a escribir estupideces. Porque, si no lo hicieras, sencillamente no serías nada. Es una tontería, pero son las tonterías que nos mantienen en pie.

    1. A mí me pasa igual. Pero al final, es como tú dices. Es lo que merece la pena. Y quítate de la cabeza que lo que escribes son chiquilladas. Ojalá publiques la novela, aquí tienes un lector asegurado.

      1. Gracias, Johan, pueden estar seguros que lo primero que haría sería compartir la noticia por aquí con mis compañeros de tinta jaja Ánimo tú también, si las pasiones no fueran locas e idiotas no tendrían chiste.

  2. me encantó este texto, y me hace pensar en que yo ayer andaba muy pensativo y algo deprimido y yo pensaba en esos dos personajes que tenemos el bueno y el malo por sólo mencionar un concepto, sabemos que en realidad nada es bueno ni malo solo hay opciones y consecuencias, pero siento que estamos en ese momento de decidir hacer algo o no hacerlo y es la lucha de nuestra mente, de nuestra consciencia y nuestros hemisferios

  3. La verdad es que las pasiones mueven montañas y hacen (han hecho) avanzar a la humanidad. Pero también es cierto que, como dicen en mi pueblo, “hay gustos que merecen palos”. Todos llevamos un “friki” dentro porque está dentro de nuestros genes humanoides. 🙂
    A veces, no es fácil entender las pasiones de los demás aunque las nuestras sean similares. Un abrazo, amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s