El poeta

De lunas y corazones cualquiera habla; el poeta, ése que va pringado de mierda hasta las orejas, con ojeras de tintero y pluma, ése que conoce más la depresión que el romance; ése, viste la basura de gala y se la pone de traje. Crece como la flor que florece tras el incendio, y baila cuando le canta la urraca y no el ruiseñor. Es el que narra el divorcio de la cenicienta y el príncipe, cuando se acaba el cuento feliz. Qué vano el oficio suyo. ¡El amor no necesita palabras, poeta! Aquél que ni escribe, que sólo padece y habla el lenguaje del dolor. Nadie habla del amor como él, porque el suyo nunca fue correspondido. Aquél que se entrega en su escrito porque sabe que es mejor que él mismo. Del poeta nadie se apiada cuando se lee su poema.

3 Comments

  1. No sé como empezar mi comentario, el leído tu escrito varias veces, y cada una de ellas me dice algo diferente, pero siempre en la misma dirección. Te entiendo más que a mi misma, ya que cuando leo lo que escribo no me reconozco, en cambio cuando leo a un poeta como tú, si consigo hacerlo.

    Saludos.

  2. Quería decir he leído tu escrito, eso que no podamos corregir después de enviar está muy mal….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s